11 de noviembre de 2013

Cómo evitar que nos engañen con ofertas de empleo falsas

Facua presenta una campaña en internet y redes sociales para evitar que los usuarios caigan en timos disfrazados de ofertas de trabajo y dinero fácil. La asociación de consumidores identifica hasta 10 de estos engaños y anima a denunciarlos ante las autoridades, a las que también pide más mano dura.



La asociación de consumidores Facua ha comenzado una campaña para evitar que parados y usuarios con necesidades económicas caigan en las garras de empresas fraudulentas y timadores por medio de reclamos abusivos o engaños disfrazados de ofertas de trabajo y dinero rápido.
La organización ha detectado un aumento de estas demandas en los últimos años a la sombra de la crisis económica. Por eso lanzan el lema Lucha contra las ofertas laborales fraudulentas con la ayuda de varias caras conocidas que han prestado su imagen para varios vídeos de esta campaña: los cómicos Javier Coronas e Iñaki Urrutia junto con la presentadora Cristina Pedroche. Además incluyen elhashtag#falsoempleoen la red social Twitter para que los interesados denuncien y se informen sobre estos engaños.

Facua exige también a las autoridades de protección al consumidor de las comunidades autónomas que pongan en marcha actuaciones más contundentes de sanción y control ante estos graves fraudes. Del mismo modo, demanda a la Secretaría de Estado de Telecomunicaciones que en lugar de limitarse a adoptar medidas tan ridículas, como retirar las líneas de tarificación fraudulentas casi un año después de estar operativas, dedique más medios técnicos y humanos a los grupos de los cuerpos y fuerzas de seguridad del Estado para detectarlos, multarlos de manera contundente y llevar a sus responsables ante la justicia.

Las 10 ofertas fraudulentas más comunes

1. Pagar por trabajar en el extranjero.Se capta al interesado con la oferta de trabajar en otro país para lo que la empresa o el contratador le solicita unos gastos administrativos en plataformas que no dejan rastro del pago. En cuanto el pago se produce, la victima no vuelve a saber nada más de la oferta o en el peor de los casos, se le vuelven a exigir el pago de los gastos si quiere conseguir un trabajo que no existe.
2. Correos spam que ofrecen trabajo.Se pide dinero para gastos administrativos y materiales necesarios para iniciar el supuesto trabajo. Días más tarde la empresa contratadora desaparece con el dinero cobrado.
3. Ofertas que sólo buscan captar datos personales.Se disfrazan de ofertas de empleo por correo electrónico, mensajes sms o telefónicos. El interés del defraudador es recabar los datos de la víctima para incluirlos en bases de datos publicitarias y de spam e incluso, ser víctima de ataques de seguridad.
4. Encuestas que supuestamente te harán ganar mucho dinero.Se ofrecen ganancias a cambio de contestar una o varios cuestionarios al día, pero el acceso a estos no es gratis. El usuario debe pagar incluso más de 25 euros por unas listas de direcciones donde encontrará las bases de datos con estas empresas.
5. Ofertas de trabajo que remiten a teléfonos de tarificación adicional.Es el más caro para la víctima. El defraudador coloca un anuncio en una web de búsqueda de empleo. Utiliza un número de móvil corriente como gancho pero cuando se realiza la llamada un contestador solicita que se llame a otro número de tarificación adicional (803, 806 y 807). Para que el solicitante no se percate del engaño, se dan los números de dos en dos cifras. El coste por minuto de estas llamadas es de en torno a un euro desde un fijo y de entre 1'2 y 1'5 euros en móviles. Así, los timadores pueden sacar entre 30 y 50 euros con conferencias de media hora.
6. "Hágase rico, o casi, fabricando productos desde casa".La víctima recibe esta "promoción". Al llamar le solicitan pagar por los materiales y o no se los envían o si lo hacen, estos no les hacen ganar lo prometido.
7. Supuestos empleos condicionados a la contratación de cursos.Academias que ofertan cursos con el gancho de que se conseguirá un puesto de trabajo al terminarlos (sin ser cierto) o empresas que ofrecen trabajos condicionados a la realización de cursos. En algunos casos los cursos ni siquiera tienen utilidad y en otros la empresa desaparece al hacer la matrícula.
8. Negocios piramidales.Prometen hacernos ricos en poco tiempo, vendiendo unos productos que tenemos que comprar primero para captar nuevos clientes-empleados.
9. Mediadores en transacciones (blanqueo de dinero).La víctima se convierte en lo que se llama un "mulero" en el blanqueo de dinero y que se queda una una pequeña comisión a cambio de recibir transferencias en su cuenta bancaria y reingresar el dinero. Si el "mulero" es descubiero por las autoridades podría acarrearle consecuencias penales.
10. Ofertas publicadas como trabajo pero que no tienen remuneración.

0 comentaris:

Publicar un comentario en la entrada

Twitter Facebook Favorites

 
Design by NewWpThemes | Blogger Theme by Lasantha - Premium Blogger Themes | New Blogger Themes