12 de febrero de 2015

Antonio Arroyo, el mayor estafador hipotecario de España

Como ya hemos denunciado otras veces en el blog, Antonio Arroyo continua actuando y es el mayor estafador hipotecario de España. Así lo asegura la Policía Nacional y su nombre ha salido a la palestra por estar detrás de uno de los desahucios más mediáticos de las últimas semanas. Ayer dejó en la calle a Umberto, un madrileño de Tetuán que solicitó un préstamo de 4.000 euros y que no pudo reembolsarlo por los intereses aplicados.


Pero como Arroyo hay muchos más, al igual que estafados que se cuentan por miles. Entre estos últimos figura Carmen Martínez. La anciana desahuciada a finales de 2014 de su casa en el barrio de Vallecas y a quien el Rayo Vallecano decidió ayudar donando parte del dinero de lo recaudado en su taquilla. El hijo de Carmen también solicitó dinero a un prestamista. Se habla de varios miles de afectados. Sólo las víctimas de Arroyo, como él mismo ha reconocido en declaraciones al programa de Ana Rosa Quintana, superan las 1.500.

El 'modus operandi', según asegura la Policía, se repite en todos los casos. Personas como Umberto solicitan un préstamo poniendo la casa como aval. Y al final terminan perdiéndola. Antes de perder la casa, el prestamista les sube los intereses por retrasarse en el pago. Hasta un 29% de más les ha llegado a cobrar como atestiguan el medio centenar de denuncias que acumula.

Las víctimas señalan también al notario como cómplice de todo el entramado por el que Arroyo ha estado detenido en tres ocasiones por estafa y falsedad documental, aunque nunca le han condenado. Según desveló La Sexta en su programa 'Equipo de investivación', llegados a la notaría los afectados reciben una segunda sorpresa. En la escritura firmada figura que alguien ha tasado a la baja la casa con la que avalan el préstamo.
Las personas afectadas por esta práctica coinciden al reconocer que el interés fijado inicialmente para el préstamo es del 8% aunque, ya sentados ante el notario, se les obliga a firmar unas letras de cambio que multiplican la cantidad recibida y vencen a los seis meses. Hasta tres veces más que el 8% prometido ya que los intereses de demora disparan la deuda al 29% con una fecha límite para saldarla. Si en seis meses no lo devuelven, el prestamista se lo cobrará con su vivienda.

La mayoría de las víctimas de financistas privados se han agrupado en la asociación Adevif y confían en que las demandas conjuntas conduzcan a los jueces apreciar la existencia de un modus operandi y, por ende, una trama organizada.

9 de febrero de 2015

Hay que ser gilipollas

Pero será posible !! si no he avisado mil veces no he avisado ninguna, y la historia se repite como un pais bananero mas. Y ahora a reclamar a que el estado pague a los 'inversores', por favor, si lo repito G-I-L-I-P-O-L-L-A-S !!




David Vázquez nunca pensó que acabaría en el psiquiatra. Tiene 37 años. Cobra 600 euros. Y no llega a fin de mes. Su esquilmada economía entró en shock tras invertir 1.125 euros en WishClub, una empresa del denominado sector multinivel que prometía beneficios por difundir sus propios anuncios en Internet y vender su propia revista, y que la policía sospecha que en realidad ocultaba un esquema de estafa piramidal clásica. Hoy, su dinero flota en el ciberespacio. Pero él no puede tocarlo. La compañía ha bloqueado los fondos de miles de clientes. “Lo doy todo por perdido”, dice este vendedor de móviles, que ya perdió el pasado año más de 14.000 euros en otra de estructura que resultó ser una pirámide, TelexFree.

Más de 70.000 pequeños ahorradores como Vázquez confiaron en la promesa del dinero fácil a golpe de clic. Un sistema de inversión desarrollado desde Madrid que se extendió como la pólvora por 52 países a través de la red desde el pasado marzo. La Policía Nacional investiga WishClub por un presunto delito de estafa.

WishClub ingresó en dos meses siete millones, según un exdirectivo

La empresa prometía a los que invertían en ella ganar dinero a cambio de promocionar en las redes sociales la propia marca Wishclub. La actividad exigía unos minutos diarios haciendo clic en enlaces de Internet de la compañía y moviendo la marca por Twitter y Facebook. Según sus promotores, esta actividad producía beneficios por sí misma porque mejoraba la posición de la firma —que no tenía otra actividad conocida— en los buscadores de Internet. Desembarcar en la empresa costaba 225 o 1.125 euros, según la rentabilidad prometida. Aunque WishClub contaba con una revista para dar apariencia de seriedad, lo cierto es que la difusión masiva de su publicidad solo servía para captar nuevos socios, que, a su vez, financiaban con sus aportaciones las promesas de rentabilidad de los inversores más antiguos. Un esquema piramidal de manual, según sospechan la policía y los afectados.

El promotor, de origen brasileño, cerró las oficinas de un día para otro

Con el señuelo de vídeos de ferraris rojos y cheques de cinco dígitos, los inversores sucumbieron a la fórmula del éxito proyectada en Madrid en convenciones multitudinarias. Una puesta en escena con referencias bíblicas y bailarinas brasileñas servía para colocar el mensaje de la fortuna al alcance de una clase media espoleada por la crisis. “Me prometieron una rentabilidad del 200%. Y ahora no puedo sacar mis 7.000 euros”, cuenta el comercial toledano Alfredo Vilalta, de 46 años. “Está claro que es una estafa. Nos han dado largas desde agosto para no pagar. Decían que el sistema informático se había caído”, añade la administrativa en paro Alba Vilches, de 32. Una farmacéutica de Castellón que depositó 50.000 euros de una herencia dice sentirse como “una gilipollas”. “Me pillaron en un momento muy débil. Mi madre acababa de morir de cáncer”, confiesa. Como ella, la modelo Silvia Alzamora da por perdidos sus ahorros, 25.000 euros. “Conozco a más de 200 afectados que ni se plantean denunciar. No tienen dinero para abogados”, señala. Otra clave que frena las reclamaciones es que la mayoría de los inversores recalaron en la firma de la mano de amigos y familiares.

El ocaso de WishClub arreció el pasado agosto. La sociedad despidió entonces a sus 50 trabajadores —20 de ellos periodistas— y desmanteló sus oficinas de 700 metros cuadrados en Alcobendas (Madrid). Dos semanas antes EL PAÍS había publicado que el emprendedor que promocionaba en España el negocio, el veinteañero Rogério Alves da Silva, fue señalado en 2013 por la justicia brasileña como uno de los arquitectos de un esquema piramidal que ofrecía ganancias de 63.000 euros al mes a través de la sociedad BlackDever. Entonces, el empresario tenía 21 años y llevaba ortodoncia.

El promotor de WishClub en España, Rogério Alves.

“Se fueron sin avisar de Alcobendas. Dejaron limpias las oficinas de un día para otro”, recuerda una fuente conocedora de “la espantada”. La firma justificó a sus inversores su marcha como un traslado a Dubai para crecer y consolidar su proyección internacional. Junto a España, Portugal, Brasil, República Dominicana, Ecuador y Colombia concentraban el grueso de los clientes.

Durante los cuatro meses que operó en Madrid, la caja registradora de WishClub ingresó una media de 50.000 euros diarios. “Entre marzo y mayo de 2014 se recaudaron siete millones de euros. El 60% del dinero procedía de España y el resto de Latinoamérica”, explica un exdirectivo. Esta fuente sostiene que el bloqueo de los fondos de miles de inversores respondió a la decisión de dos bancos españoles de suprimir el sistema para transferir el dinero a las cuentas corrientes. Este periódico ha intentado sin éxito contactar con WishClub.

Proyectar la imagen del éxito fácil resultaba capital. La empresa presumía en sus convenciones de figurar entre las 300 compañías más importantes de España, montó un plató de televisión para grabar anuncios. Y planeaba comprar un periódico para mitigar las noticias negativas, según un exdirectivo. “Alves nos llegó a decir que quería pagar campañas de políticos españoles para ganarse su respaldo”, añade esta fuente. Alves era el veinteañero que, enfundado en un traje negro, promocionaba el sistema encomendándose a Dios ante auditorios con 700 seguidores.

Los afectados españoles consultados desconocen dónde está hoy el joven. Tampoco saben a quién reclamar su dinero, entre los 225 y los 1.125 euros, en la mayoría de los casos. WishClub, que está registrada en Santa Cruz de Tenerife bajo la matriz Askbleu con un capital de 62.000 euros, ha atenuado su presencia en las redes sociales, su principal altavoz. Su web mantiene Alcobendas como cuartel general. Y recoge imágenes de los empleados despedidos como si nada hubiera ocurrido. Una parte de la plantilla ha recurrido sus despidos ante los tribunales.

Como ocurre en la mayoría de estos sistemas, cuando una empresa desaparece, otra recoge su testigo. Una parte del organigrama de WishClub opera hoy a través de la multinivel BNG International. El encargado de este firma en Portugal es João Mercucci, expresidente de BlackDever, la sociedad de Alves investigada por la fiscalía brasileña por levantar un modelo piramidal. BNG ofrece esta semana su fórmula de éxito en decenas de reuniones en España y Portugal. Su lema: “Un negocio sólido, legal y rentable”.

Una historia de codicia

¿Qué puede llevar a un inversor a tropezar dos veces con la misma piedra? La mayoría de las víctimas consultadas de WishClub probaron suerte antes con TelexFree, una colosal pirámide radicada en Massachusetts que esfumó los ahorros de un millón de inversores del planeta. El fraude sumó 730 millones de euros, según el regulador de la Comisión de Bolsa y Valores de Estados Unidos (SEC en sus siglas en inglés). David Vázquez pidió un crédito de 14.000 euros para entrar en TelexFree. Lo perdió todo. Y ahora paga las cuotas de 300 euros del préstamo con su sueldo de 600 de vendedor de móviles a media jornada. A Vázquez le metió su tío y él introdujo en la presunta fórmula del éxito a su mujer. “Entré porque parecía legal. Tenían oficinas. Todo cambió cuando se fueron a Dubai”, indica. El comercial Alfredo Vilalta, que tiene retenido en la nube informática de WishClub 7.000 euros, resume así su decisión: “El que no se arriesga no se marea”. Vilalta entró con cuatro amigos, que depositaron más de 20.000 euros. “Con tres niños, necesitaba sacar dinero de donde fuera. La empresa parecía maravillosa. En las convenciones había bailarines. Todo, surrealista”, dice la desempleada Alba Vilches, que da por perdidos sus 300 euros. “Algunos de estos grupos tienen componentes sectarios. Incluyen la codicia como reclamo y la imagen del éxito rápido como estrategia. Es su fórmula para que aumenten las ventas”, concluye el psicólogo Miguel Perlado.

25 de enero de 2015

El fraude de la pasta fresca


Al Capone entró en prisión acusado de delito fiscal después de que la policía se hiciera con los registros manuscritos de su contabilidad secreta. En la actualidad, la informática ha modernizado mucho los métodos para defraudar, y ya no es necesario ir apuntando a mano los pagos en negro. Pero la Agencia Tributaria (AEAT) también ha redoblado sus esfuerzos y el año pasado lanzó una cruzada contra el software de doble uso, que permite ocultar fácilmente la contabilidad b en archivos informáticos. Hace menos de un mes desbarató la última trama, que protagonizó una cadena de restaurantes de comida italiana.

Zapaterías y fábricas también usaban ‘software’ para engañar al fisco, según descubrió la Agencia Tributaria


El pasado 16 de diciembre un dispositivo especial de inspectores y técnicos de la Agencia lanzó un golpe para destapar las complejas prácticas fraudulentas de una cadena de restaurantes de comida italiana. Ese desapacible martes de invierno 70 funcionarios de ocho delegaciones regionales del fisco, junto con agentes de la policía, irrumpieron a la una de la tarde en 15 establecimientos franquiciados de la cadena en toda España. Tenían la orden de entrar de forma simultánea para evitar que los encargados borraran los ordenadores con los ficheros que probaban el fraude.


Destaparon un sofisticado sistema para reducir ficticiamente los ingresos de los restaurantes a través de un programa informático que permitía llevar una doble contabilidad para pagar menos a Hacienda. La operación, bautizada como Pasta Fresca, permitió a Hacienda desmontar el sistema informático que la matriz obligaba a instalar a los restaurantes franquiciados. Hacienda se niega a revelar el nombre de los restaurantes. Explica que la ley establece el carácter reservado de la información tributaria. Añade que podría perjudicar el desarrollo de la investigación, todavía en marcha.


Los programas de la caja b

  • Phantomware. Un programa instalado en la caja registradora que permite eliminar de forma selectiva algunas ventas. Este software ajusta automáticamente los inventarios para evitar descuadres. Tiene un sistema en el que refleja toda la contabilidad b.

  • Zappers. Es una herramienta informática que se almacena en un lápiz USB. Suele estar diseñada por los fabricantes de los mismos proveedores del programa de gestión. Se instala al finalizar la jornada para cuadrar de forma ficticia la contabilidad b.

La Operación Pasta Fresca forma parte de un plan de la Agencia contra la creciente práctica del fraude denominado software de doble uso, que se instala en cajas registradoras o en los ordenadores desde donde se lleva la gestión y la contabilidad.


Los funcionarios de Hacienda han llegado a encontrar los ordenadores ocultos en habitaciones tapiadas o escondidas tras armarios que se corren. En una operación los agentes se percataron de que la planta superior de la nave industrial que investigaban tenía menos altura que la planta baja. Tras registrar las instalaciones durante cinco horas encontraron un habitáculo con un ordenador desde donde se llevaba la contabilidad b. La entrada a esta dependencia estaba oculta tras un armario repleto de abrigos.

En julio del año pasado desmontó también un sistema similar utilizado por una cadena de zapaterías, que desviaba hasta el 30% de su facturación real a través de una doble pestaña de su sistema informático.


Doble facturación secreta


En el caso de los restaurantes italianos, el sistema consistía básicamente en un programa informático de gestión de los restaurantes, pero que incluía una opción para aplicar descuentos ficticios a los clientes mediante los cuales desviaba a una contabilidad b los ingresos cobrados en efectivo. La franquicia obligaba además a las filiales a instalar otro software que le permitía controlar desde las oficinas centrales toda la facturación. De esta forma, podía decidir en la cuantía de dinero en metálico que trasladaban a la contabilidad b para reducir su factura fiscal. A través de este programa informático, la empresa raíz volcaba dos veces al día todas las operaciones en sus servidores. Así podía gestionar fácilmente la doble contabilidad.


Los restaurantes franquiciados tenían acuerdos para pagar unos royalties —comisión por el uso de la marca— de cerca del 5% de su facturación a la matriz. Pero parte de los ingresos reales se ocultaban en la contabilidad b. Para evitar cobrar menos, la central emitía una factura con el concepto “servicios de asesoramiento”, en realidad ficticios, y así la franquicia no perdía su comisión oficial. Esta factura servía además para reducir las ganancias de los restaurantes y, por tanto, rebajar sus pagos a Hacienda.

Los funcionarios de la Agencia hicieron copias de seguridad de todos los equipos informáticos hallados en los 15 restaurantes y en la central. Tras un primer análisis, fuentes del fisco calculan que las ventas en negro no declaradas por estos restaurantes ascenderían a más de cuatro millones de euros. Entre el material incautado, hallaron recibos de comidas falseados por el software informático: hay tiques duplicados de la misma operación: en uno figuran todos los conceptos facturados y en el otro se eliminan productos pagados en metálico.

Oferta de préstamos fraudulentos

Resulta muy habitual recibir correos ofreciendo préstamos fabulosos a un bajo tipo de interés, donde no importa el historial crediticio. Todos estos anuncios son falsos, sólo pretender estafarte, ya que para conseguir el préstamo, primero les has de enviar un pago a cuenta, esa es la estafa. Cuidado ya que tus datos pueden ser utilizados para cometer otras actividades delictivas. Por tanto eres mas pobre que cuando empezaste, y ademas puedes ir a la cárcel.

Oferta de préstamo en el 3% contacto con nosotros con Nombre, cantidad, duración, número de teléfono, edad, ingresos mensuales, País, Ponerse en contacto con nosotros a través de correo electrónico gregmoris001@gmail.com.

23 de enero de 2015

Estafa de más de 170 millones en una congregación de Testigos de Jehová

El Ministerio Fiscal solicita penas que van desde los 9 a los 13 años de cárcel por un delito de estafa y otro de insolvencia punible para seis de los 14 pastores de una congregación de Testigos de Jehová a los que acusa de haberse apropiado de más de 170 millones de euros recolectados, a base de falsas promesas, entre más de 1.300 feligreses de toda España. 



Los hechos se remontan al 2001, cuando 14 "ancianos" (nombre con el que conocen los testigos de Jehová a sus pastores espirituales) utilizaban las ceremonias religiosas para recolectar entre su parroquia dinero en efectivo "para la construcción de un hospital en Barcelona, que, bajo nuestra dirección, no suministre transfusiones de sangre a los enfermos de nuestro culto". 

Robaron el dinero del cepillo Unos 1.300 feligreses pagaron distintas cantidades y en distintas ocasiones cuando los "ancianos" pasaban el cepillo. Y lo hicieron en la creencia que su dinero iba a servir, efectivamente, para la construcción de dicho hospital. Pero pasaron los años y eso no ocurrió. 

Tal y como ha quedado acreditado en el juicio que contra esos pastores se ha seguido recientemente en la Audiencia de Barcelona, los líderes espirituales imputados se quedaron el dinero. Evadieron millones a Suiza Y no sólo eso: con la ayuda de abogados y testaferros, enviaron 80 de los 170 millones estafados a sus correligionarios a cuentas bancarias domiciliadas en Suiza. De hecho, la Audiencia Nacional ya les ha condenado por blanqueo de capitales.

La Audiencia Provincial de Barcelona, que les acaba de juzgar por estafa y por insolvencia punible, ha confirmado que al menos uno de los inicialmente imputados se ha dado a la fuga y se encuentra en búsqueda y captura internacional. Los "ancianos" que sí se han sentado en el banquillo de los acusados reconocen que no han cumplido su promesa de construir el hospital, pero lo atribuyen a las trabas de la Generalitat y del Ayuntamiento de Barcelona para la concesión de los pertinentes permisos. 

No han sabido cómo justificar, sin embargo, el blanqueo de capitales que les imputan por la evasión de los 80 millones. La fe, ciega Los denunciantes, algunos con lágrimas en los ojos, reconocieron en la vista oral que durante años "tuvieron una fe ciega en sus pastores" y que se sienten doblemente castigados…"porque nuestra religión nos prohíbe expresamente mentir… y esos 'ancianos' nos han mentido y nos han robado". La Audiencia Provincial de Barcelona dictará sentencia durante la primera semana de febrero.

21 de enero de 2015

Un video muy bueno para detectar una estafa piramidal

Aqui tienes un video educativo para informar mejor a las personas sobre las estafas piramidales y ayudarlas para que no se conviertan en víctimas de este tipo de fraude. El video detalla cómo las estafas piramidales atraen a distribuidores potenciales prometiéndoles independencia financiera y la oportunidad de construir su negocio. La realidad es que la gran mayoría de los participantes fracasará y acabará perdiendo dinero.

18 de enero de 2015

Un orfebre jubilado estafa 35.000 euros con joyas falsa

Hay estafas de lo más sencillas y efectivas, como el de la estampita o el tocomocho que son un clásico y a día de hoy todavía resultan efectivas para los timadores. Pero también hay otras más cuidadas y artesanales, en las que entra en juego la falsificación a mano en un producto como la joyería. 

Y eso es lo que logró durante casi un año un vecino de Valencia que hizo de su antigua profesión una forma de hacer dinero de forma ilegal. 

La Policía Nacional le detuvo recientemente, pero durante el tiempo en el que estuvo activo había logrado estafar cerca de 35.000 euros a diversos establecimientos. El escenario de sus estafas eran los negocios de compraventa de oro, a los que ofrecía una serie de joyas que supuestamente estaban fabricadas en oro de 18 quilates. No necesitaba ayuda, ya que él misma las fabricaba en su taller, puesto que en el pasado había sido orfebres, así que hizo valer sus conocimientos en el sector para poder hacerlas pasar como buenas.

La Policía Nacional de Valencia comenzó las investigaciones cuando recibieron el aviso de un establecimiento de compraventa de oro de la ciudad que había comprado dos lotes de joyas a un hombre. 

Los empleados de la tienda habían realizado el día de la compra la prueba de autenticidad, y aparentemente se trataba de oro. Sin embargo cuando ya habían abonado los 1.897 euros al estafador, en una segunda prueba se quedaron perplejos al comprobar que tenían joyería realizada con un metal que carece de todo valor. 

Un estafador muy activo

Los agentes también se llevaron una sorpresa al descubrir durante sus investigaciones, que no se trataba de un caso aislado. Al parecer el mismo hombre había realizado más de 80 ventas de este tipo de joyas caseras en al menos nueve establecimientos de este tipo en la misma ciudad de Valencia. Gracias a estas numerosas ventas, el sospechoso se había embolsado más de 35.000 euros.

Así, los investigadores consiguieron ponerle cara y nombre al estafador. Se trata de un hombre de 76 años, de origen español, que en el pasado había trabajado como orfebre. Fabricaba las falsas joyas en su domicilio donde contaba con todas las herramientas necesarias para ello. 

Los policías detuvieron al hombre y realizaron un registro en su casa, en el cual localizaron el pequeño taller y recuperaron tres de los lotes de joyas falsas en dos negocios de compraventa de oro para retirarlas de la circulación. El arrestado, sin antecedentes policiales fue puesto en libertad tras declarar ante en el juzgado.

13 de enero de 2015

Las mentiras de la Policia Nacional en el caso Pujol

Ya se sabia que el Ministerio de Interior habia creado una unidad en los bajos fondos de la policia, dedicada a crear mierda y remover las alcantarillas, con el objetivo de torpedear el proceso de independencia catalan. Ahora han quedado en evidencia las mentiras y burdas falsificaciones que se han creado.

Hay que recordar que el informe de la Unidad de Inteligencia española especificaba que "en este sentido, pendientes de la comisión rogatoria actualmente en proceso, han permitido, como gesto de buena voluntad, visualizar una captura de pantalla de movimientos, no actuales y de un solo mes de duración (09/12/2010 a 4/01/2011) donde se evidencia que Marta Ferrusola y sus hijos Marta, Mireia, Pedro y Oleguer, titular de las cuentas bancarias de la entidad mencionada , hicieron hasta once ingresos en las cuentas con valor de 3,4 millones de euros ". Y la información se acompañaba con un cuadro de la supuesta captura de pantalla donde se veía la fecha de las transferencias, el nombre de pila de quien lo ordenaba, la cuenta de destino y el importe.

Sin embargo, parece que "hay tres elementos que demuestran la falsedad del montaje, aunque las cifras del dinero que se traspasaron son exactos a los céntimos", según las diligencias previas a las que ha tenido acceso el Diario de Andorra.

El primer error clamoroso se encuentra en el intento de engañar respecto a cuando se elaboró el informe. La Unidad de Inteligencia lo sitúa el 1 de julio con el epígrafe Asunto: Dinero offshore de la familia Pujol. Fiabilidad: Muy alta, datos recogidos de fuentes fiables y solventes. Pero no es cierto porque el 1 de julio aún no había ninguna rogatoria pidiendo información en Andorra. La primera se acordará por el juez Pablo Ruz el 29 de julio y el Juzgado 31 de Barcelona recibe el escrito de la Fiscalía Anticorrupción pidiendo rogatorias en Andorra y Suiza el 31 de julio.

El segundo montaje es la captura de pantalla donde se citan los nombres de los hermanos Pujol y Marta Ferrusola. Como todo cuenta cifrado en Andorra los nombres no salen en la pantalla de ningún ordenador, sino que se inscriben con un número y hay un documento fuera de la red donde el número vincula a un titular. Por ejemplo, en el de Marta Ferrusola era AN 91089 en una entidad y 4615 9010 en otra.

Estas mentiras dejan en evidencia buena parte del informe de la Unidad de Inteligencia, que intenta explicar que el acceso a la información la habrían tenido que una entidad bancaria les habría dejado ver "la captura de pantalla como gesto de buena voluntad ". Puesto que el último engaño en el texto se indica que la información está vinculada a un banco, pero en realidad los datos que se están aportando son de una orden de otra entidad que tiene este banco como destinatario, no como en origen. Los once ingresos a los que se refiere el informe policial español son precisamente la llegada del dinero de los diferentes hermanos y la madre en la entidad. Además el texto de la Unidad de Inteligencia intenta salpicar directamente diferentes entidades del país afirmando que los vínculos del dinero de la familia ya están relacionados con la época de Banca Catalana.

3,4 millones de euros es la cifra de dinero que tenían en las cuentas bancarias Marta Ferrusola y sus hijos Pedro, Oleguer, Marta y Mireia Pujol. A fecha 29 de diciembre de 2010, 902.000 dólares Ferrusola; 1,3 millones de dólares Mireia; 500.000 Pedro; 800.000 Marta y 800.000 Oleguer. Aunque 1.800 millones de euros es la cifra que la Unidad de Inteligencia se aventura a dar respecto a los fondos que cree que tienen los Pujol en Andorra entre dinero directo y otros en posesión a través de fiduciarios. El informe cita que en fondos a su nombre tienen como mínimo unos 500 millones.

No es un chiste: Un Policía Local de Lepe ingresa en prisión por falsificar documentos de una multa

El agente había sido condenado en julio de 2012 a la citada pena, y pidió la suspensión de la misma, lo que le fue concedido, a la vez que inició los trámites para lograr el indulto, toda vez que el Tribunal Supremo había ratificado la sentencia de la Audiencia Provincial de Huelva, aunque tuvo en cuenta el arrepentimiento del agente y su confesión para reducirle la pena inicial.

La sentencia inicial le condenaba como autor responsable de un delito continuado de falsedad en documento oficial a la pena de cuatro años y seis meses de prisión, una multa de 6.750 euros e inhabilitación especial para empleo o cargo público por cuatro años.

Los hechos sucedieron entre marzo y abril de 2009, cuando simuló haber sido denunciado por compañeros por aparcamiento indebido, rellenando para ello el impreso, así como el de retirada del vehículo la grúa; el de su recogida y la carta de pago al Ayuntamiento por valor de 157 euros en concepto de multa, grúa y dos días de estancia en el depósito municipal.

El agente simuló que unos compañeros, de esta forma, habían retirado su coche, de forma que los presentó en un pliego de descargos contra una multa que le impuso una patrulla de la Guardia Civil, intentando demostrar que el sancionado no había sido él, al estar su coche retenido por la grúa municipal, lo que se comprobó después que había sido falso.

De esta forma, fue condenado a la pena de cárcel a tres años, multa de 1.440 euros y un período de inhabilitación para el empleo público de policía de tres años.

31 de diciembre de 2014

(IV) Los fraudes en Segundamano

Una vez mas repito que habría que cerrar Segundamano, como facilitador necesario de los múltiples fraudes que se producen, sin que Anuntis que pertenece a la multinacional noruega Schibsted han nada para evitarlo. Se estima que un 40% de los anuncios son fraudes.  Seguramente le interesa tener mucho tráfico que les permita cobrar mas por sus anuncios. Pero resulta patético que lo hagan a costa de que muchas personas sean estafadas.

Este es el aviso que sale en una parte secundaria de la web, como verás, ellos se lavan las manos, cuando lo que tendrian que hacer es implementar un programa predictivo de fraudes como tienen eBay o Amazon, para filtrar y evitar activamente los fraudes, detectando los número de teléfono, los emails, nombres, ya que  los delincuentes son siempre los mismos. Porque no recibo ninguna queja de Idealista?, pues porque se preocupan de validar los anuncios, y de esta manera evitan los fraudes.

AVISO DE SEGURIDAD

Estimado usuario:
En los portales de Schibsted Classified Media Spain S.L. se realizan miles de encuentros entre compradores y vendedores, sin embargo, nos han informado de varios intentos de estafa; te indicamos unas sencillas normas para evitar ese tipo de fraudes, e incluimos algunas recomendaciones para una Venta y Compra Segura.





Como este Anuncio publicado en Segundamano, hace 11 dias, y continua vigent, alquilando un apartamento en los cristianos (Arona-Tenerife) 4 habitaciones, en el paseo de la playa…. 300 euros semana. Las fotografías  muestran un piso estupendo, pero todas las ventanas aparecen con las persianas cerradas. Puesta al habla con la persona que lo alquila, le digo que lo quiero para 9 días, me dice que me va a cobrar 350euros (¿¿¿???). Le pido que me envíe fotografías de la terraza, y me envía unas fotografías y un mapa sacadas del google mamps. Me envía su cuenta de ahorro y dni. Como me parece imposible y estoy segura de que es un fraude  le doy largas y me pongo en comunicación con una agencia inmobiliaria de Los  Cristianos que me certifica que es un fraude, porque en la urbanización de la que me habla se están alquilando por 1.100 euros a la semana, y me dice además que piensa que no hay apartamentos de 4 habitaciones. Intento denunciar en el propio anuncio pero es imposible. Me intento poner al habla con segundamano, y tampoco lo consigo.
 
los datos del anuncio y de la persona que lo ha puesto SARAI ESCRIBANO PEREA, TELEFONO: 664173609 DNI: 48158886Z, CUENTA EN LA CAIXA 9021001731160100655144.

30 de diciembre de 2014

Tres detenidos por falsificar monedas de dos euros en sus casas durante años

Actualizando el refrán, a partir de ahora, habrá que decir "eres mas falso que dos euros madrileños" ... es que tienen de todo en Madrid.

En sus propios domicilios y con utensilios artesanales —bombonas de gas, tornos de precisión, plomos y radiales—, tres personas han tenido por negocio durante el año la falsificación de monedas de dos euros en Madrid. Los tres, que han sido detenidos hoy por los agentes de la Policía, habrían acuñado alrededor de 12.000 monedas mensuales durante los últimos cinco años (equivalentes a 1.440.000 euros) en tres talleres caseros.

Los investigadores aseguran que dichas falsificaciones reunían las características técnicas suficientes para no ser detectadas por las máquinas expendedoras de billetes de transporte, donde eran presuntamente utilizadas. Los tres sospechosos, de origen búlgaro y con edades comprendidas entre los 58 y 60 años, según los agentes, hacían sus compras en diversas máquinas ubicadas en el interior del metro. Estos variaban también "la hora de actuación" para evitar ser descubiertos.

En la operación realizada a las 6:30 de la mañana, la Policía se ha incautado de 8.000 monedas falsas, otras 400 en proceso de fabricación, además de varios moldes empleados en la elaboración de estas, entre otros utensilios. Además, se encontraron moldes empleados en la elaboración de las falsificaciones, diversa maquinaria y útiles como un torno de precisión, radiales, bombonas de camping-gas, cuchillas, destornilladores, presas y plomo.

Los agentes entraron de forma simultánea a las tres viviendas situadas en distintos puntos de Madrid capital como finalización de una investigación, que comenzó por la cantidad de monedas falsas encontradas en las máquinas expendedoras de los billetes de metro. Todo apunta a que los presuntos falsificadores no solo las fabricaban, sino que además eran ellos mismos los que las usaban.

Los detenidos cuentan con antecedentes policiales por diversos hechos delictivos. Uno de estos, por la falsificación de monedas de 500 pesetas (3 euros), cuando las pesetas eran la moneda de curso legal.

29 de diciembre de 2014

Piden 33 años de cárcel para cuatro acusados de estafar a fieles del centro budista de Pedreguer con un invento para cerrar latas

La Fiscalía solicita provisionalmente penas que suman un total de 33 años de cárcel para cuatro personas a las que acusa de estafar 3.924.376 euros a fieles del centro budista ubicado en La Sella, en término de Pedreguer, con la venta de participaciones en los futuros beneficios de un invento consistente en un sistema para cerrar latas una vez abiertas, según informa en su página web la agencia de noticias Europa Press.

Los inventores de la idea, Klaus Dieter Zorn y Genoveva Serra, casados hace cinco años, se dedican a crear utensilios que después intentan vender a importantes empresas. El cierre de latas parecía su mejor invento, la patente que les haría un hueco en la historia y que llenaría de dinero sus bolsillos. En 2004 le vendieron la patente a un amigo de la infancia, el médico José Manuel Sánchez Ruano, entonces socio destacado de un centro budista. Éste se encargó de buscar financiación entre sus compañeros de rezo con la promesa de triplicar la inversión en tres meses, tiempo suficiente para que una multinacional comprase la idea. Eso nunca pasó. Los budistas, tras consultar de nuevo con los lamas tibetanos, denunciaron que su dinero se había esfumado. El matrimonio y el médico fueron detenidos un año después acusados de estafa. El juicio aún no se ha celebrado.

Genovera Serra y Klaus Dieter
Según el escrito de acusación del Ministerio Público, el director del citado templo, José Manuel S.R., se “prevalió de la influencia espiritual” que ejercía sobre sus seguidores, a quienes manifestó en muchas ocasiones que los “maestros del karma apoyaban el negocio”. De esta manera, formalizó contratos con al menos 350 perjudicados por los que cada uno de ellos aportaba 3.000 euros a cambio de la cesión de un 0,5% de los beneficios del invento o bien 6.000 euros por el 1%.El juicio por esta presunta estafa deberá celebrarse ante un tribunal de la Audiencia Provincial de Alicante a lo largo del próximo año y, según fuentes judiciales, en él comparecerán alrededor de dos centenares de testigos procedentes de diversos puntos de España.

De hecho, la juez de Dénia responsable de la investigación llegó a inhibirse del caso a favor de la Audiencia Nacional debido a la magnitud y complejidad de la causa y la existencia de multitud de afectados en diversas provincias, pero el Tribunal Supremo dictaminó en 2010 que la instrucción debía mantenerse en la localidad alicantina.

Según la Fiscalía, dos de los acusados, el matrimonio compuesto por Genoveva M.C. y Klaus Dieter WZ., otorgaron a su hija en julio de 1997 un poder general para atribuirle su representación en cualquier asunto jurídico y con la finalidad de “eludir futuras posibles responsabilidades”.

Esta última acusada, Eva P.S., inscribió años después tres solicitudes de patentes de invención en la oficina que regula éstas bajo los títulos “sistema de apertura para botes y latas”, “hilo-abridor para apertura y cierre” y “sistema de apertura para botes y latas con vertedor de arco”. Asimismo, el 7 de abril de 2004, formalizó ante un notario un documento a favor de José Manuel S.R. para cederle a cambio de 3.000 euros el 50% de los beneficios comerciales que depararan en el futuro las patentes solicitadas.

José Manuel S.R., “guiado por idéntico ánimo de obtener un ilícito beneficio patrimonial y siempre en connivencia con los demás acusados, abusó de su condición de director del centro budista”, de acuerdo con el escrito de la acusación, para firmar contratos con 350 fieles.

Embargar todo el dinero. Además, presuntamente, engañó a algunos de ellos diciéndoles que a Genoveva le iban a “embargar todo el dinero invertido en la patente” y necesitaba reunir 500.000 euros. Estos afectados formalizaron contratos para la cesión de un préstamo con la expectativa de obtener el triple de su inversión.

La Fiscalía sostiene que ese embargo “era ficticio”, pues la citada acusada necesitaba únicamente 6.000 euros y por una cuestión que nada tenía que ver con el negocio de los inventos para las latas.

En cualquier caso, estos perjudicados transfirieron más de 39.000 euros a una cuenta de la CAM de la que era titular el director del templo budista. Ese dinero fue reenviado sucesivamente a cuentas de los demás procesados, de modo que los “pingües beneficios obtenidos por las operaciones ilícitas” eran repartidos entre todos ellos, añade el escrito del Ministerio Público.

José Manuel S.R. se enfrenta provisionalmente a una pena de nueve años de prisión y el pago de una multa de 3.840 euros, mientras que para Klaus Dieter W.Z., Genoveva M.C. y Eva P.S. la Fiscalía pide penas de ocho años de cárcel y multas de 3.360 euros, todos ellos por delitos de estafa de especial gravedad, pues algunos de los estafados llegaron a invertir cantidades cercanas a los 300.000 euros por las patentes que nunca fueron otorgadas.

Las estafas, timos y bulos más comunes de internet en 2014 Leer más: Las estafas, timos y bulos más comunes de internet en 2014

"Algunos quieren engañarte y no solo el Día de los Inocentes, no piques". Con este mensaje la Policía alerta de las estafas, timos y bulos más comunes que han circulado por internet este año, con ganchos variados como el whatsapp, anuncios de supuestos chollos o el logro de un premio inexistente.

Con motivo de la celebración hoy del Día de los Santos Inocentes, la Dirección General de la Policía ha aprovechado hoy para advertir de un aumento en 2014 de estafas a través de juegos on line o del último fraude conocido, un potente virus que infecta la agenda del móvil a través de un mensaje que invita a ver una foto del usuario.

Pero ha habido más timos, muchos centrados en que la víctima llame a un número de alta tarificación -los que empiezan por 80 o son de cinco cifras- o se abone a un servicio de mensajes denominados "premium", con cebos que van desde grabaciones que sugieren que se le ha contactado por un préstamo aparentemente solicitado con anterioridad a hipotéticos premios en un sorteo.

También envían falsos mensajes personales desde números cortos, tratando de entablar una conversación (que el programa intentará alargar lo máximo posible para que el consumidor gaste todo lo posible) y otras triquiñuelas distribuidas a través de SMS.

Timos en WhatsApp

Otro anzuelo constante para el fraude en este 2014 ha sido el whatsapp con timos tan sonados como la posibilidad de espiar las conversaciones ajenas -algo que la Policía insiste que no es posible y en todo caso sería delito- o la eliminación del doble check azul antes de que la propia aplicación oficial lo permitiera.
Recurrentes han sido para los ciberdelincuentes las falsas ofertas de empleo.

Más de 20.000 personas picaron en una de las estafas del año con un gancho perfecto: el casting en Sevilla de la serie estadounidense Juego de Tronos con la que dos treintañeros, que fueron detenidos, lograron unas ganancias de unos 15 euros por cada víctima que llamaba a un número "premium" para interesarse por la prueba.

Los agentes de la Unidad de Investigación Tecnológica alertan de distintos números que se anuncian en buscadores como si fueran los oficiales de atención al ciudadano o cliente de grandes corporaciones, y que no son más que redirecciones para cobrar hasta 11 euros por minuto al usuario.

Y han proliferado las ofertas fraudulentas en webs de compraventa entre particulares y venta de todo tipo de objetos, bien por ofrecer productos inexistentes, bien por ofrecerse para comprarlo desde el extranjero y que el supuesto banco del comprador requiera adelantar los gastos de transferencia.

Falsos chollos on line

El falso chollo de un alquiler es otra de las excusas para sumar víctimas, a quienes los delincuentes piden el pago por adelantado sin la posibilidad de ver el inmueble, con la disculpa de que el dueño está fuera de España.

Son cada vez más habituales, advierte la Policía, los timos que se valen de aplicaciones y webs de compraventa en las que se ofrecen supuestas gangas y a los que los autores le dan más credibilidad con técnicas de ingeniería social como la creación de perfiles falsos para acreditar su supuesta reputación como buen vendedor y hasta opiniones falseadas.

Además, continúa la difusión de malware y virus a través del llamado virus del porno, que bloquea el equipo del usuario para el pago de una supuesta multa y ahora se ha adaptado para los móviles, con la apariencia de un mensaje de las fuerzas de seguridad.

El "phishing", técnica con la que se hacen pasar por una entidad para pedirte tus claves, ya sean bancarias, de tu tarjeta, del correo o de un perfil en redes sociales se ha extendido al juego online, entre otros focos de riesgo en ese ámbito: consiguen tus claves o hacen cargos fraudulentos en tu saldo.

Este año también ha proliferado en nuestro país una estafa telefónica: una llamada en inglés en la que se hacen pasar por personal de Microsoft, alegan un fallo en el sistema operativo del ordenador de la víctima y tratan de hacerse con el control de su equipo para, a continuación, cobrarle por el supuesto arreglo.

A pesar de haber desmantelado en una gran operación una red de estafadores en el que se timaba a empresarios y profesionales al presionarles para que invirtieran en supuesta publicidad para unas revistas que se hacían pasar por oficiales de la Policía Nacional y de la Guardia Civil (las únicas auténticas son las publicaciones Policía, Ciencia Policial y Guardia Civil), se sigue detectando este fraude por toda España.

Por último, los grupos de whatsapp están desbancando a las propias redes sociales como potentes altavoces de bulos irracionales, algunos, citando falsamente una fuente oficial.

Son numerosos los vinculados a la seguridad y a la salud. Entre los más llamativos este año, los difundidos en relación al ébola, sin olvidar las alarmas infundadas o los criminales que parecen de ficción y son protagonistas de malas inocentadas.

Contra todos estos timos, estafas o bulos, la Policía insiste en que impere en el usuario la desconfianza racional y el sentido común, al tiempo que aconseja una pautas de comportamiento seguro en la red y que si existen dudas se consulte a los agentes en cualquier comisaría o a través de internet en la página www.policia.es/colabora.php.

28 de diciembre de 2014

El problema de la multipropiedad

Dice un socorrido tópico que los dos momentos más felices en la vida del navegante son el día que compra el barco y el día que lo vende. 

Pues ocurre lo mismo con la propiedad, con la diferencia de que tu semana de multipropiedad, ya fue un timo cuando la compraste, por tanto ya no se trata de vender, si no de conseguir desprenderte de ella, para evitar los gastos desorbitados que has de pagar de por vida. 

Me he dado cuenta que hay multitud de páginas dedicadas a cancelar la multipropiedad, por lo que debe ser un gran problema que afecta a muchas personas, y un gran negocio para unas cuantas, que seguramente son las mismas que te vendieron la multipropiedad.

El mercado del tiempo compartido (multipropiedad) está muerto hace tiempo y los centros inventan cualquier excusa para conseguir sacarte mas dinero, con costes sobredimensionados que ellos mismos deciden. Con la crisis inmobiliaria los complejos se han depreciado un 70% pero los gastos han crecido.

Los principales problemas son, las cuotas abusivas y desorbitadas que has de pagar, la imposibilidad de ceder tu semana a un tercero, el cambio de semana y las estafas de empresas que te gestionan la reventa.

Estos son los principales complejos de multipropiedad en España:
  • Ogisaka Garden
  • RCI Resorts – Intercambios RCI
  • Onagrup – Onahoteles
  • Complejo Mar y Golf
  • Club Privilege
  • Tropical Park
  • Torrenueva Park
  • Jardines Paraisol
  • Club La Costa
  • Bahia Principe
  • Atlantic Club Reserva de Marbella
  • Parque Denia
  • La Dorada
  • Sunset Beach
  • TierraMar
  • Sol Melia
  • Medina del Zoco
  • Amigos Beach Club
  • Mar y Golf

El final de las contraseñas

Con saqueos masivos de datos como el de Sony, el mayor ciberataque padecido por una empresa, o el que sufrió Apple hace unos meses, cuando decenas de fotos privadas de actrices de Hollywood fueron robadas y difundidas por todos los rincones de la red, hablar de Internet y seguridad se ha convertido casi en un oxímoron, una contradicción en los términos. La mayoría de los expertos considera que el actual sistema de contraseñas que rige la red ha caducado por lo incómodo que resulta para los usuarios y, como queda cada vez más claro, por su falta de fiabilidad. El futuro se encuentra en los sistemas de doble autenticación y en la biometría, campo en el que varias empresas españolas están en la vanguardia. Mientras tanto todos los expertos en seguridad dan el mismo consejo: generar contraseñas más complejas para, en la medida de lo posible, entorpecer el trabajo de los ladrones de datos.

Como ha escrito el experto en informática de The New York Times, Farhad Manjoo, “no mandes un mail, no subas una foto a la nube, no mandes un mensaje de texto, al menos si tienes cualquier esperanza de que siga siendo privado”. El problema está en que cada vez tenemos más datos y más importantes en Internet, ya sean bancarios, profesionales o personales, y cada vez están más expuestos. La página web www.databreaches.net calcula que se han producido 30.000 robos de datos en todo tipo de empresas en los últimos diez años, con una inquietante aceleración en 2013 y 2014. Javier García Villalba, profesor del Departamento de Ingeniería de Software e Inteligencia Artificial de la Universidad Complutense de Madrid, asegura: “Una contraseña por sí sola ya no ofrece suficiente seguridad. Los ataques informáticos comprometen por igual cualquier contraseña, sea buena, mala o regular”.

“Las contraseñas se consideran inseguras prácticamente desde su nacimiento”, explica por su parte Alejandro Ramos, profesor del Master en Seguridad de las tecnologías de la Universidad Europea de Madrid. “El problema es que se han utilizado en todos los sistemas de información y nos hemos acostumbrado a su uso. Cambiar y aprender nuevos métodos de autenticación no es sencillo y ese es el motivo principal por el que hoy en día siguen utilizando”. Un estudio de la empresa estadounidense Fortinet, especializada en sistemas de seguridad reforzada, asegura que cada usuario maneja como mínimo 25 sitios con contraseñas, aunque sólo se utilizan 6,5 claves diferentes de media, lo que debilita todavía más la protección. “El objetivo es buscar soluciones tecnológicas que eliminen las contraseñas que hacen cada vez más complicado moverse en la web”, explica el director para España de PayPal (la principal empresa de pago por Internet), Estanis Martín de Nicolás. Javier Barrachina, responsable de producto de la empresa FacePhi, una startup alicantina que ha desarrollado un sistema de reconocimiento facial a través del móvil que acaba de ser comprado por la Asociación de Bancos del Perú (ASBANC) que agrupa a 16 entidades, se muestra rotundo: “El final de las contraseñas es algo inevitable. Antes teníamos que aprender decenas de números teléfono de memoria, ahora nos parece inconcebible. Es que además trabaja a favor de las personas”.

Entonces, si las contraseñas han muerto, ¿cuál es el futuro? “Los expertos determinan que existen tres factores de autenticación, que se definen por algo que sabemos, algo que tenemos y algo que somos”, explica Daniel Firvida, coordinador de operaciones del Instituto Nacional de Ciberseguridad (Incibe), una sociedad estatal adscrita al Ministerio de Industria, Energía y Turismo cuya misión es reforzar la seguridad de la información en Internet. Algo que sabemos sería la contraseña tradicional, algo que tenemos serían las tarjetas de coordenadas o las aplicaciones para generarlas que actualmente utilizan casi todos los bancos, que exigen una doble autenticación antes de realizar cualquier operación importante, y algo que somos sería la biometría, la autenticación a través de la voz, la huella dactilar o el iris.

La biometría plantea todavía muchos problemas para su generalización

Desde un octavo piso de la Gran Vía que ofrece una vista impresionante sobre Madrid, Emilio Martínez, CEO de la empresa madrileña Agnitio, ofrece una visión de un futuro que ya forma parte del presente. Su empresa, conocida por un programa de reconocimiento de voz que utilizan las policías de casi 40 países, ha creado un sofisticado programa para reemplazar las contraseñas por el reconocimiento de voz dentro de la alianza internacional FIDO, el proyecto más ambicioso para dar un salto adelante en la seguridad en Internet. Impulsada por PayPal y con gigantes como Google, Microsoft, Samsung, Visa, MasterCard, Alibaba, BlackBerry o Bank of America entre sus miembros, el objetivo de esta alianza es ofrecer nuevos métodos de seguridad que se conviertan en standards para pagar o manejar datos. Apple, a través de ApplePay que está incorporado en EEUU a sus nuevos aparatos como el iPhone 6, también permite nuevas formas de pago, con una seguridad mucho más sofisticada. Este teléfono, como el último modelo de Samsung, ya se desbloquean con un sistema biométrico y permiten realizar pagos sólo con la huella dactilar como identificación.

“Las contraseñas están heridas de muerte, pero no muertas”, explica Emilio Martínez. “Ya existen las bases tecnológicas y de estándares de pago que nos permitan ir sustituyéndolas pero su incorporación es lenta”, agrega. Martínez recuerda cómo ha ido evolucionando la industria del pago, desde los viejos tiempos en que con una firma bastaba para utilizar una tarjeta de crédito –recordar ahora las viejas bacaladeras que dejaban una reluciente copia en papel carbón de la tarjeta pone los pelos de punta– hasta la paulatina incorporación de los chips a las tarjetas de crédito –se crearon en 1998 pero tardaron más de diez años en generalizarse–. La clave no está sólo en incorporar sistemas de seguridad muy sofisticados utilizando los sensores de los que disponen los teléfonos para captar la voz, la imagen o las huellas dactilares –los cálculos de la industria indican que en 2017 habrá 990 millones de móviles que incorporen estos sistemas–, sino en la forma de almacenar la información. Para los expertos, un avance fundamental es poner en marcha sistemas que hagan que las compañías no almacenen las contraseñas, que sólo las tenga el cliente –es lo que se denomina contraseñas cerradas y abiertas–. De esta forma, aunque sufra un ataque, los daños serían mucho más reducidos que ahora.

“Las claves hacen que sea cada día más difícil navegar”, dice un experto
El problema es que la biometría todavía plantea muchos desafíos: es más fácil utilizarla en un teléfono que una página web y debe ser incorporada de manera generalizada por la industria, desde los comercios hasta los bancos o las empresas que manejan información en la web (básicamente, todas). Como explica Javier García Villalba, “está bien para entrar en un edificio, pero no para conectar con Melbourne”. “De momento lo más seguro parece el uso de lo que se llama autenticación de dos factores, donde además de una contraseña se utiliza alguna medida biométrica o algo que el cliente posee como una calculadora, el teléfono móvil. Esto hace que el compromiso de una contraseña cause menos daño y, aunque no es tampoco un sistema totalmente fiable, ofrece mucha mejor seguridad”, agrega este profesor de la Complutense.

27 de diciembre de 2014

Tiburon 2015, o como joder mas a los pobres

Con todo lo que ha pasado con la crisis, no hemos aprendido nada. Muchas leyes, pero el pais está lleno de putas, especuladores, estafadores y corruptos, eso si, todo legal eh !!. Parece que si no era una Caja, como Bankia o Catalunya Caixa, ya nadie mas estafa. Es increible que los políticos, no se preocupen en frenar estas nuevas estafas, como los microcréditos al 4000% de interés, que se aprovechan de personas desesperadas, a las que les van a romper los brazos.  Donde estan los de la PAH para denfender a los pobres? Sólo se preocupan si pueden especular ocupando una entidad bancaria.  Y Podemos que opina al respecto?



Tienen lemas como “pim, pam, pasta”, “lo quieres, lo tienes”, o “anticipa tu nómina”. Ofrecen dinero de forma casi inmediata: en un tiempo récord de 15 minutos pueden llegar a valorar una solicitud online que solo necesita de una serie de sencillos pasos. Son los minipréstamos, préstamos rápidos o e-créditos, una forma de recibir entre 50 y 750 euros para pequeños gastos, que se pueden conseguir a través de las decenas de prestamistas que inundan de anuncios los medios de comunicación. 

Una cuenta bancaria, un teléfono móvil y el DNI pueden ser suficientes para conseguir esa liquidez. A cambio, siempre, de pagar intereses de no menos de un 2.000% o hasta de un 4.000% o más en un momento en que el Banco Central Europeo facilita a los bancos dinero al 0,05%. Hay cientos de ejemplos: la web Via SMS ofrece 600 euros a devolver en 20 días con un 4494% TAE (tasa que revela el coste o rendimiento efectivo de un producto financiero, y que incluye el interés y los gastos y comisiones bancarias). El consumidor, en el mejor de los casos, acaba abonando 740 euros si no se retrasa. Al otro lado del teléfono, el contestador de Krédito24, otra de las empresas más populares, informa de qué ocurre cuando el cliente tarda un día más de lo estipulado en abonar la cuota: “La comisión por impago es del 20% del importe principal del préstamo”. Si el retraso es de seis días la comisión sube al 25%, y así hasta un 45% más si el usuario supera los 15 días.

Québueno, Vivus, Préstamo10, Cashper, Wonga, Crédito Móvil, Dispón, PepeDinero o Contante son algunas de las empresas de este floreciente negocio que no están sometidas a las mismas normas que se exigen a los bancos y cajas de ahorro y, por tanto, no figuran en ningún registro del Banco de España, según confirma la propia institución. Las web que prestan un máximo de 200 euros ni siquiera necesitan cumplir a la ley 16/2011 que regula los contratos de crédito al consumo y que obliga a facilitar al cliente una información clara sobre el producto y las condiciones de devolución. Muchas de las disposiciones de esa norma tampoco atañen a estos intermediarios a menos que presten más de 75.000 euros, ni a los que facilitan contratos en forma de “facilidad de descubierto” (operaciones en las que se prestan fondos que superan el saldo en la cuenta a la vista del consumidor) y que tengan que reembolsarse en un mes.

Consejos prácticos

  • El número uno: no pida un préstamo si no puede pagarlo. Parece una obviedad, pero la auténtica pesadilla puede empezar ahí. La mayoría de los prestamistas utiliza todo tipo de técnicas para evitar llegar a los juzgados, como aconsejar hacer pequeños pagos mensuales que se cronifican con el aumento de intereses. Una pequeña cantidad concedida puede duplicarse o triplicarse en poco tiempo. En el peor de los casos se ejecutarán las garantías aportadas en el contrato, por lo que pueden llegar a embargar nóminas o bienes.
  • Lea atentamente las condiciones. No se deje llevar por la publicidad o por la necesidad de conseguir el préstamo. Tiene derecho a conocer con carácter previo el contenido de las condiciones contractuales.
  • Solicite una oferta vinculante. Muchas compañías, según denuncia Adicae, muestra un cronómetro que indica el minuto exacto de recepción del crédito o chats instantáneos con comerciales. Esto hace que el consumidor no tenga margen suficiente para pensar en los riesgos ni leer con calma lo que está contratando o solicitar una oferta vinculante.
Un completo informe que acaba de publicar la asociación de consumidores Adicae alerta de que la publicidad de los minipréstamos “no es nada clara y la mayoría de las veces está incompleta”, principalmente en los servicios anexos y en los costes. “Los términos no aparecen, se destacan las típicas frases de que se puede pagar en cómodas mensualidades, pero en ningún caso se indica claramente el coste final del crédito”. Adicae también encontró “condiciones usurarias” y productos vinculados, como seguros, colocados mediante cláusulas que incrementan considerablemente el coste del préstamo de forma opaca. Otra de sus técnicas es cobrar por la llamada a una centralita que, muchas veces, deja al cliente esperando (la mayoría utiliza teléfonos 902 y en algunos casos ofrecen la posibilidad de utilizar líneas más caras para un “trato preferente” que evita esperas).

El ratio de morosidad de estas empresas es un misterio, como también lo es el dinero que mueven. Un portavoz de Wonga, por ejemplo, asegura que no puede dar esa información aunque aclara que rechazan el 80% de las peticiones. “No obstante, la compañía fomenta una política de préstamos responsable y es por ello que promueve la devolución del dinero antes de la fecha de vencimiento. Un 39% de los clientes devuelve su préstamo antes de tiempo”. Wonga, como la mayoría, sólo solicita que el usuario certifique que es mayor de edad, residente en España y que tenga una cuenta bancaria y una tarjeta de débito asociada a esa cuenta.

Algunas empresas, como Zaimo o Microcrédito Garantizado, incluso aceptan clientes entre personas que están en registros de morosos (Asnef, Rai). Otras, como OK Money, limitan sus servicios a menores de 65 años. En algunos casos los prestamistas ofrecen la posibilidad de dejar en garantía la casa, el coche o artículos de alta tecnología. Un enorme peligro, según alertan Adicae, “porque la compañía puede iniciar un procedimiento de embargo sobre el bien que garantiza el crédito, cuyo valor puede ser muy superior a la cantidad adeudada”. En la OCU añaden que las condiciones de estas empresas “son absolutamente desaconsejables”.

¿Qué pasa cuando no se paga? El proceso varía de un prestamista a otro. Lo explica un portavoz del comparador HelpMyCash. “Algunos minicréditos permiten solicitar prórrogas que suelen tener una duración de entre unos pocos días hasta un mes. El precio de las prórrogas varía; en cualquier caso, el prestamista debe facilitarle las tarifas al cliente antes de la firma del préstamo”. A veces las compañías recurren a otras empresas de cobro. Una de ellas es Intrum Justitia. “Conseguimos altas tasas de éxito en la recuperación amistosa. Muchas veces se ofrecen planes de pago ajustados a la capacidad del cliente”. Niegan acosar a los morosos. “A nadie le gusta que le reclamen deudas, de ahí que haya algunos comentarios de personas ofendidas. Pero en general la mayoría tienen la voluntad de devolver los préstamos”.

Si la empresa de cobro falla el siguiente paso sería incluir al deudor en un registro de morosos, siempre que la deuda tenga una antigüedad de un mes. En última instancia el confiado cliente que había pedido unos cuantos cientos de euros termina en los juzgados.

Para Joaquín Yvancos, abogado del despacho Yvancos, estas empresas que no están sujetas a regulación bancaria son expertas en arruinar a sus clientes. “Cuando uno se da cuenta, la deuda se ha multiplicado. Utilizan técnicas coercitivas para cobrar y al final los familiares con dinero acaban rescatando al deudor. Con el agravante de que suelen ser personas que lo están pasando mal y que pueden, en algunos casos, llegar a quedarse sin sus propiedades”.

Una web advierte: “A diferencia de otras financieras nosotros no te aconsejaremos hacer pequeños pagos que nunca cancelan la deuda. Así que, por favor, piénsatelo bien antes de solicitar el préstamo porque tendrás que devolverlo en el plazo convenido”.

Twitter Facebook Favorites

 
Design by NewWpThemes | Blogger Theme by Lasantha - Premium Blogger Themes | New Blogger Themes