8 de diciembre de 2014

El trabajo no era un chollo, era una estafa


Sin trabajo y lo que es peor, con menos dinero en el bolsillo o acusado de un delito de blanqueo. Así puede quedarse si 'pica' en alguna de las ofertas de empleo falsas que proliferan en Internet, donde personas con pocos escrúpulos han encontrado el caladero perfecto para 'pescar' víctimas desesperadas por la crisis y agobiadas por un cada vez más oscuro horizonte laboral. Según los últimos datos publicados por el Instituto Nacional de Tecnologías de la Comunicación (INTECO), uno de cada cuatro fraudes que se cometen en la actualidad en la red son originados por anuncios fraudulentos de trabajos que no existen y cuyo único propósito es sangrar al estafado agudizando aún más su precaria situación económica.




La picaresca, favorecida por el anonimato que permite Internet y las redes sociales, ha crecido de forma directamente proporcional a la desesperanza que se ha instalado en la sociedad y en determinados colectivos por la escasez de ofertas de trabajo. Con la intención de aprovecharse de su complicada situación personal, los estafadores proponen suculentos empleos con incorporación inmediata, fáciles, cómodos y bien remunerados. Una bicoca, vaya. Pero nadie da duros a peseta: estos chollos no existen y en ocasiones, además, los interesados "acaban convirtiéndose en el cliente de las empresas estafadoras", apunta Margarita Álvarez, directora de Marketing de la consultora de recursos humanos Adecco.

La experta es clara. "La búsqueda de un empleo exige tiempo, dedicación y esfuerzo; antes de dejarse llevar por promesas y oportunidades laborales que no sean claras hay que asegurarse de que las ofertas provienen de fuentes y empresas fiables. 'Trabajo instantáneo', 'Formación inicial gratuita', 'Gran oportunidad de negocio' son algunos de los ganchos que utilizan estos timos 'online' para captar la atención del incauto que, en muchas ocasiones, recibe las proposiciones vía spam (envío masivo de e-mails). Según advierte la responsable de Adecco, compañía que ha recopilado las principales artimañas que pululan en la actualidad por la red, las ofertas de empleo falsas están generalmente diseñadas con un único propósito: "obtener dinero, información financiera o personal del candidato, que posteriormente será revendida a un tercero".

- La oferta laboral falsa: Promete grandes beneficios sin precisar ninguna experiencia laboral previa o cualificación profesional, lo que debería hacernos sospechar de que hay gato encerrado. Mediante un formulario de contacto o a través de un correo, se solicita el currículum del desempleado; de este modo, los estafadores ya poseen información para incluirla en sus bases de datos o incluso para revenderla a otros defraudadores que era su único objetivo.

- Teléfonos de información: Algunos anuncios obligan a los demandantes a llamar a un teléfono de tarificación adicional para que soliciten información sobre los requisitos del proceso de selección. Generalmente las víctimas permanecen a la espera durante un largo tiempo, con el consiguiente desembolso económico que descubren cuando les llega la factura telefónica: la llamada puede costar más de un euro por minuto.

- Envío de SMS: Hay ofertas que obligan al interesado a enviar uno o varios SMS como forma de contacto que nunca serán respondidos por la empresa responsable del supuesto proceso de selección. En ocasiones son SMSpremium, es decir servicios de suscripción que suponen un gasto considerable sólo por el mero hecho de recibirlos.

- Cursos estafa: Este tipo de cursos requieren a los interesados el desembolso de dinero -en algunos casos, hasta de miles de euros- para recibir un supuesto curso de formación online que les abrirá de par en par las puertas a un inmejorable puesto de trabajo. En realidad, ni existe el curso ni el trabajo.

- Venta piramidal: El empleado debe comprar productos de una empresa para después revenderlos. Normalmente, sus responsables prometen beneficios irreales que nunca compensan la abultada inversión inicial.

- Trabajo en el sector de la construcción en el extranjero: Este tipo de ofertas requieren el pago de una importante cantidad de dinero para hacer frente a los gastos de gestión de un trabajo muy bien remunerado en un país extranjero que, por supuesto, no existe.

- Scam: Modalidad de estafa que llega a través del correo electrónico. Normalmente, se trata de ocupaciones de teletrabajo -es decir, que se pueden desempeñar desde casa- realizando operaciones bancarias "de forma cómoda y con altos beneficios". En realidad, se trata de un mecanismo de blanqueo de capitales por parte del estafado, a quien siempre se le exige disponer o abrir una cuenta bancaria. El trabajo en sí consiste en recibir trasferencias en esa cuenta para su posterior reenvío al extranjero pero lo que está haciendo el 'empleado' es lavar dinero negro, es decir, cometiendo un delito que le puede acarrear incluso penas de cárcel.

¿Cómo evitar ser víctima de estos timos? 


Adecco da una serie de consejos, muchos de ellos dictados por el sentido común, para no caer en estas trampas por muy desesperados que estemos como consecuencia de una precaria situación laboral y económica.

- Estar muy alerta sobre los puntos sospechosos o que despierten la desconfianza, tales como falta de información clara sobre la oferta, el contrato o los servicios ofrecidos por la supuesta empresa de selección de personal.

- La búsqueda un empleo a través de Internet debe realizarse siempre mediante webs fiables y oficiales que garanticen la protección de los datos personales que incorporemos.

- Cualquier proceso de selección debe tener una parte de entrevista personal anterior a la contratación, que nunca se hace 'online' o a través del teléfono. Además, ninguna empresa debe exigir el pago de una cantidad por participar en un proceso de selección o requerir datos bancarios o de tarjetas de crédito.

- No hay ofertas milagro. La mayor parte de las empresas solicitan siempre la formación o experiencia previa del candidato para inscribirse en una de sus ofertas de empleo.

-- El salario detallado en la oferta debe ser un motivo de desconfianza cuando sea muy superior a la media del mercado.

0 comentaris:

Publicar un comentario en la entrada

Twitter Facebook Favorites

 
Design by NewWpThemes | Blogger Theme by Lasantha - Premium Blogger Themes | New Blogger Themes