20 de enero de 2011

Los fraudes a empresas españolas en China

Las Oficinas Económicas y Comerciales de España en China (Ofecomes) tienen constancia de numerosas empresas españolas que han sido víctimas de estafas en China. En consecuencia, desde las Ofecomes aconsejan que ante cualquier duda sobre la legitimidad o fiabilidad de una empresa china se nos pida una verificación que podemos realizar a través de llamadas directas a las personas de contacto o confirmación de dicha entidad a través de su página Web en chino, nuestras bases de datos, etc. También pueden facilitar los contactos de empresas consultoras locales que por un módico precio pueden hacer una investigación sobre la identidad de la empresa y sus estados financieros.
A continuación procedemos a enumerar brevemente los timos más frecuentes que se vienen llevando a cabo en China:
  • Compañías chinas, ficticias en muchos casos, que contactan con empresas extranjeras para proponer un contrato de compra venta muy atractivo. También puede darse el caso de individuos que usurpan el nombre de una compañía china que realmente existe pero no tienen ninguna relación con ésta. Este tipo de timos son muy elaborados, existen páginas Web en inglés, se entregan tarjetas de visita, incluso se muestran modernas oficinas como escenario para la firma de contratos. En la mayoría de los casos, los estafadores buscan un perfil determinado: PYMES extranjeras que no hayan realizado ninguna labor comercial o tenido experiencias previas con empresas chinas. Una vez que se ha producido el primer contacto, se dan básicamente dos patrones de conducta:
  • I. Viaje a China: tras intercambiar algunos correos electrónicos, la empresa china se muestra dispuesta a firmar un contrato en condiciones muy favorables para la compañía española. Para concretar el acuerdo final se pone como requisito que los empresarios españoles se desplacen a China. Una vez en el país, los falsos directivos usan varios pretextos (pagos de cenas, regalos, tasas notariales, etc.) para que los españoles desembolsen elevadas cantidades de dinero que pueden ascender a varios miles de euros. Si los empresarios españoles se niegan a realizar los pagos, los estafadores han llegado hasta realizar amenazas a su integridad física.
  • II. Visados: la empresa china solicita una invitación original de la empresa española con objeto de obtener visado para que algunos directivos se desplacen a España a visitar la fábrica. Una vez en España, la empresa española nunca vuelve a saber de ellos. De esta forma los estafadores consiguen entrar en la Unión Europea. Esto puede dificultar a la empresa española la posterior consecución de visados para empresas realmente interesadas en sus productos.
  • Cambio de cuenta bancaria de empresas con las que ya se ha tenido relación comercial anterior: Hemos recibido denuncias de empresarios españoles que han sido estafados por antiguos empleados de una empresa en China, quienes interceptan nuevas operaciones comerciales y fraudulentamente provocan que el dinero sea depositado a su favor en una cuenta bancaria diferente a la de la empresa. Si en la mitad de una negociación, se reciben nuevas instrucciones de pago, aconsejamos que se compruebe que realmente se ha producido dicho cambio antes de realizar alguna transferencia. Esta comprobación puede realizarse por fax, telefónicamente o por e-mail, utilizando las direcciones y números de contacto previos.
  • Compra por Internet: más generalizado entre compradores individuales. El comprador es captado por Internet, realiza el pago del producto sin las debidas comprobaciones y garantías y nunca recibe la mercancía. En muchas ocasiones incluso los vendedores solicitan pagos adicionales para sufragar dudosos trámites aduaneros para liberar la entrega de la supuesta mercancía. Se anexa ejemplo de un documento falsificado en el que se fija un importe superior a 100 € por supuestos problemas con la Aduana de Beijing.
  • Promesas de la liga china de fútbol: dirigido a ciudadanos españoles de edad cercana a los 18 años o a entrenadores. Un representante que no es agente FIFA (en algunos casos anteriores de nacionalidad inglesa) ofrece un contrato al joven jugador para jugar en uno de los equipos de la liga china de fútbol, o un contrato como entrenador, previo pago de gastos varios para los trámites de contratación, supuestamente exigidos por el Ministerio del Trabajo chino, o cualquier otro organismo oficial. El contrato y todo lo que se le promete al jugador o al entrenador resultan ser falsos.
  • Ferias: algunos organizadores de ferias de poca envergadura, calidad y prestigio están usando imágenes de pabellones oficiales nacionales en ferias de renombre, usurpando la imagen para promocionar pequeñas ferias y atraer expositores y visitantes. Se recomienda consultar previamente a las Ofecomes en China sobre las características de una feria antes de decidir acudir, no sólo por los correspondientes costes de participación, desplazamiento, alojamiento, pérdida de tiempo y esfuerzos, sino porque puede que las Oficinas organicen algún tipo de actividad en otras ferias de mayor interés en el mismo sector.
En consecuencia, se sugiere comprobar la fiabilidad de la empresa en cuestión antes de iniciar cualquier relación comercial en China, y desconfiar de aquellas ofertas y propuestas de negocios que ofrezcan unos precios y unas ganancias extrañamente atractivas.

0 comentaris:

Publicar un comentario en la entrada

Twitter Facebook Favorites

 
Design by NewWpThemes | Blogger Theme by Lasantha - Premium Blogger Themes | New Blogger Themes