31 de octubre de 2014

Detenido un falso chef español en Tailandia por estafar a miles de inmigrantes

La Guardia Civil conjuntamente con la policía Tailandesa ha detenido a Luis Batlle Vilaseca de 54 años de nacionalidad española, que tenía en vigor una Orden Internacional de Detención emitida por el Juzgado Central de Instrucción CINCO de la Audiencia Nacional por delitos de estafa y asociación para delinquir.



Esta persona, máximo responsable de la empresa Eurowork Global S.A creada para llevar a cabo sus estafas, se encontraba huida de la Justicia española tras estafar 2.500.000 euros a más de 5.000 ciudadanos de diversos países sudamericanos (Perú, Honduras, Ecuador, Colombia, Méjico), cobrando a cada uno de ellos unos 450 € con la falsa promesa de obtener a cambio visados y trabajo en España, según informal la Guardia Civil.

Tras la investigación sobre el fugado desarrollada por el Equipo de la Guardia Civil contra Huidos de la Justicia, el pasado mes se supo que el huido, provisto de documentación falsa mejicana, pudiera encontrarse residiendo en Tailandia en compañía de una mujer de nacionalidad hondureña.

Realizadas las gestiones en Tailandia, se le localizó en el Aeropuerto Don Mueng de Bangkok en un vuelo procedente de Camboya, siendo detenido por la policía de aquel país. En Tailandia, el detenido se hacía pasar por un famoso chef y maestro cervecero.

En fechas próximas, LUIS B.V. será extraditado a España para ser puesto a disposición de la Audiencia Nacional.

Luis B.V. a la izquierda


<iframe width="640" height="480" src="//www.youtube.com/embed/-l0qypVwADE" frameborder="0" allowfullscreen></iframe>


Reproduzco la noticia en del 1-10-207 en Interviu sobre la estafa

Habla Pedro, una fuente muy cercana a Eurowork, que ha facilitado a esta revista las cuentas de esta empresa de 2006 y 2007. No da su nombre completo por miedo a represalias del máximo responsable de Eurowork Global, SA: Luis Batlle Vilaseca, un camaleónico empresario catalán. “Eurowork ofrecía a miles de personas que vivían en Suramérica un trabajo y una casa en España a cambio de 450 euros por individuo. Pero cada vez que entraba el dinero de los inmigrantes en la compañía, se desviaba a las cuentas personales de Luis Batlle o a las de sus otras empresas sin justificar nada”, destaca Pedro. interviú ya publicó hace dos meses un reportaje sobre las denuncias de los más de 5.000 inmigrantes suramericanos que se sienten estafados por Batlle. Un informe de la Asociación de Inmigrantes AC-COIN contabiliza en cuatro millones de euros el dinero que los inmigrantes habían entregado a Eurowork. “Ellos pagaban para que Batlle les tramitara una visa y pudieran trabajar en diversas empresas españolas. Esto nunca sucedió”, asegura Wilfredo Contreras, portavoz de AC-COIN. Sin embargo, falta algo: las cuentas que refi ejan lo que realmente había pasado con el dinero. Según consta en estas cuentas de Eurowork Global España, SA, Batlle trans- fi rió 47.500 euros directamente a cuentas a su nombre y 186.000 a varias cuentas en las que él aparece como apoderado (entre los meses de marzo y noviembre de 2006, según el Registro Mercantil). Asimismo, se transfi rió un total de 79.000 euros a las empresas El Jimenado y Mundo Latino en concepto de sueldos a empleados que nada tenían que ver con Eurowork pero sí con Luis Batlle, ya que era administrador único de las dos empresas. Pedro segura que Batlle “sólo justificó el dinero que invirtió en publicidad de Eurowork en diferentes medios”. Según las cuentas de la compañía, Eurowork se gastó 66.000 euros en publicidad en varias empresas. Sin embargo, esta cifra no concuerda con la versión que Luis Batlle ofrece a esta revista: “Nos gastamos todo el dinero en publicitar a la empresa y ésta se fue a la quiebra. Fue una mala gestión”. Además, según los datos facilitados a esta revista, llaman la atención determinados gastos personales; por ejemplo, más de mil euros en ropa de bebé y una casa de muñecas de 600 euros, pagadas desde la tarjeta de Eurowork en septiembre de 2006. Por otra parte, Íñigo Peña, contable de Lexxel, gestora que llevaba la contabilidad a Eurowork, reconoce que “muchas de las transferencias eran anormales y sospechosas. Nunca había documentación sufi ciente para cerrar los ejercicios”. Pero no sólo estas supuestas irregularidades en las cuentas de Eurowork ponen en el punto de mira a Luis Batlle, que también fue denunciado en 2006 por otro de sus socios, Joseph Pittera, presidente de Eurowork Ltd, empresa en un principio asociada a Eurowork Global España SA. Pittera asegura que invirtió 750.000 dólares para la promoción de Eurowork en Suramérica y que nunca supo nada del paradero del dinero.

1 comentaris:

Anónimo dijo...

el esposa tambien meterla a prision en honduras

Publicar un comentario en la entrada

Twitter Facebook Favorites

 
Design by NewWpThemes | Blogger Theme by Lasantha - Premium Blogger Themes | New Blogger Themes