6 de agosto de 2014

Detenidas 61 personas en Murcia por estafa al simular accidentes de tráfico

La Policía Nacional ha detenido este miércoles a 61 personas en Murcia por presunta participación en una trama que se dedicaba a estafar a compañías aseguradoras simulando accidentes de tráfico. Los dos principales detenidos causaban daños en vehículos, falsificaban la documentación requerida y ofrecían todos los servicios necesarios para reclamar las correspondientes compensaciones al seguro.

La red presentó más de 400 reclamaciones fraudulentas y en ocasiones las cantidades defraudadas alcanzaron los 50.000 euros en concepto de indemnizaciones, gastos, reparaciones de vehículos y otros, según ha informado la Policía Nacional en un comunicado.

Los detenidos son 61 personas de las cuales 52 son españoles, cuatro ecuatorianos, dos colombianos un rumano, un lituano y un paraguayo. A todos se les acusa de falsedad documental y estafa. los dos principales investigados están a disposición del Juzgado de Instrucción Número Cinco de Molina de Segura, mientras que el resto fue puesto en libertad a disposición de la autoridad judicial.

La investigación se inició a principios de este año cuando los agentes tuvieron conocimiento de un notable incremento de reclamaciones a compañías aseguradoras derivadas de accidentes de tráfico.

Tras analizar la documentación recabada e investigar algunos de estos siniestros, los agentes comprobaron que gran parte de las solicitudes presentadas simulaban accidentes de tráfico que en ningún caso habían tenido lugar para cobrar posteriormente las prestaciones contratadas, tanto por las lesiones sufridas como las derivadas de los daños ocasionados en los vehículos.

Los cabecillas se encargaban de localizar a los interesados, facilitarles la documentación falsa necesaria derivada de supuestas atenciones médicas recibidas, así como de tramitar la obtención de las indemnizaciones. Para provocar los desperfectos en los coches los responsables de la trama quedaban con los interesados en lugares discretos, sin cámaras de seguridad ni testigos, y utilizando vehículos ya dañados o muy viejos causaban los golpes

Por estos servicios pactaban el reparto al 50% de las indemnizaciones percibidas por cada uno de los supuestos lesionados. Los propios responsables y su entorno familiar habían declarado numerosos accidentes, por los que habían cobrado ya cuantiosas indemnizaciones.

Para evitar las investigaciones cambiaban frecuentemente las compañías aseguradoras de los vehículos que utilizaban en los falsos siniestros. Otras veces utilizaban coches de alquiler con seguros a todo riesgo o pagaban pequeñas cantidades a otras personas con carné de conducir para que declararan ser los conductores.

0 comentaris:

Publicar un comentario en la entrada

Twitter Facebook Favorites

 
Design by NewWpThemes | Blogger Theme by Lasantha - Premium Blogger Themes | New Blogger Themes