2 de marzo de 2014

La avaricia rompio el saco

Una empresa con negocios y filiales por todo el mundo. Esa era la imagen que Global Plus Inversiones (GPI) ofrecía a los potenciales clientes. Una cara de solvencia que hizo creer a los usuarios en la solidez de la empresa, tal y como relata el Ministerio Público en su escrito provisional de acusaciones contra los tres responsables de la firma que actuaba presuntamente como un 'chiringuito' financiero, para los que pide penas de 6 años de prisión a cada uno de los implicados. 

Una mercantil londinense y otra afincada en Chipre, inscrita ésta en el Registro de Empresas de Servicios de Inversión Extranjera, eran las tapaderas que GPI utilizaba para hacer creer que contaba con la autorización necesaria para operar en los mercados financieros. Las pesquisas revelaron después que ni un solo céntimo fue invertido en la bolsa para obtener los beneficios prometidos. 

Las dos filiales a las que decía pertenecer el presunto 'chiringuito' financiero de Global Plus Inversiones sí contaban con los permisos para prestar este tipo de servicios de inversión como de asesoramiento. 

No obstante, las autoridades pusieron el foco en la sociedad propiedad de Constantin T. Es por eso mismo por lo que la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) dio la alerta a través de su página web. En la nota publicada, informaba a los usuarios de la peligrosidad de la firma, ya que carecía de autorización para prestar servicios de inversión, incluyendo asesoramiento en materia de inversión. 

El presunto cabecilla de la macroestafa de tipo piramidal empleaba una autorización del organismo regulador de la bolsa británica, lo que le permitía operar en los parqués de Manchester, Berlín, Amsterdam y, por supuesto, Madrid. Sin embargo, de las pesquisas efectuadas por la Unidad de Delitos Económicos y Financieros de Alicante se pudo saber que dicha licencia no era válida. Los agentes se pusieron en contacto con la Financial Services Autohority (FSA), ente que confirmó las sospechas de los investigadores del caso. 

De hecho, Global Plus Inversiones ni tan siquiera figuraba en el Registro Mercantil ni en la CNMV, que publicaba en su página web que la firma «así como la persona vinculada con dicha entidad no están autorizadas para prestar servicios de inversión». 

Sin embargo, gracias a su agresiva publicidad, su falsa apariencia legal y, sobre todo, el boca a boca propio de las estafas piramidales pudieron hacerse con una cartera de clientes que podría aproximarse al millar. Para el juicio en la Audiencia de Alicante está prevista la declaración de casi 200 usuarios, aunque las víctimas podrían ser, como mínimo, unas 500 más.

1 comentaris:

Anónimo dijo...

Hola soy estafado de la compañía hidrosalud de terrasa soy una persona que tiene una discapacidad de 75 mental y mi tutor no estaba en ese momento y me liaron los del grupo. Hidrosalud para que le Firmará que ellos lo rellenaria el documento pusieron otra direcon que no era mi vivienda pusieron un número de teléfono que era el Sullo. Al final cuando mi tutor volvió dijo que no del aparato por que yo no tengo la autoridad de firmar ningún documento, y se fueron a devolver el aparato y le dijeron que no que se a firmado y todo está hecho que cofidis le an pagado y ya no era cosa sulla que eso lo tendria que discutir con cofidis y mi tutor le dijo a esa persona que yo cobro el mínimo de 290 al mes que como va apagar el aparato si no tiene medios para sobrevivir y le dijeron que ellos le habían vendido que ya no era cosa sulla

Publicar un comentario en la entrada

Twitter Facebook Favorites

 
Design by NewWpThemes | Blogger Theme by Lasantha - Premium Blogger Themes | New Blogger Themes