14 de junio de 2015

"¡Tu ordenador está infectado!" Así te estafan para que compres antivirus

Entre el abanico de nuevas formas para ganarse la vida que nos ha traído internet están las que son claramente legales (y éticas) y las que son claramente ilegales. El trabajo que encontró a finales de mayo Scotty Zifka caía justo en medio: en teoría no había nada ilegal pero desde luego, algo no olía del todo limpio en aquella empresa. 
EZ Tech Support contaba con un pequeño call center en un viejo edificio de Portland, en Oregón. Su primer día de trabajo, que se incluía en el periodo de aprendizaje y por que el Zifka no cobraría, su tarea era escuchar las llamadas de los comerciales y aprender de ellos. Pero a las tres horas ya se había dado cuenta de que algo no encajaba. "Era todo muy raro", asegura en un artículo dePCWorld.
Las llamadas que recibía la centralita eran todas de usuarios a los que había saltado un aviso en las pantallas de su ordenador, alertándoles de posibles problemas de seguridad en sus equipos y recomendándoles llamar a un número, que les llevaba hasta EZ Tech Support. Quien descolgaba el teléfono era un comercial equipado con un guion de 13 páginas en el que se les explicaba qué decir: comenzaban preguntando si el usuario tenía un antivirus instalado. Si la respuesta era que sí, debían contestar que lo que fuese que estuviesen utilizando "no es un programa de protección en tiempo real y para todo el espectro de virus informáticos". 
Las llamadas eran de usuarios a los que había saltado un aviso en las pantallas de su ordenador, alertándoles de posibles problemas de seguridad
"Las personas más mayores solían ser las más perjudicadas"
Afortunadamente (nótese la ironía), el comercial tenía una solución: un softwareantivirus llamado Defender Pro Antivirus, para el que se podía adquirir una licencia a perpetuidad por 300 dólares, o una solución puntual a partir de 250 dólares que podían adquirir directamente en la propia llamada. 
Según Zifka, los que llamaban solían tener 30 años o más: "Llamaban muchas madres, por ejemplo, diciendo: 'Esto es algo que ha hecho mi hijo con el ordenador. Ya nos ha pasado antes'". En unos 20 minutos, algunos usuarios llegaban a pagar hasta 600 euros por arreglar su ordenador. "Las personas más mayores solían ser las más perjudicadas".
Ante las preguntas sobre el tema, Gavynn Wells, director general de EZ Tech Support, ha asegurado que la empresa cumple con las regulaciones de la Comisión Federal de Comercio. "No le decimos a nuestros clientes que tienen problemas que en realidad no tienen, ni les arriconamos diciéndoles que si no hacen negocios con nosotros su ordenador va a explotar".
Un negocio de 4.900 millones anuales
El origen de estas prácticas, que se extienden cada vez más, es que el negocio del software antivirus se ha convertido en uno muy competitivo y lucrativo, con un volumen de ventas anual de 4.900 millones de dólares. Esto atrae a todo tipo de actores, algunos de ellos más especializados en tácticas de marketing agresivas que en ciberseguridad. 
Algunos de ellos utilizan adware que llega a los ordenadores de los usuarios a través de descargas inseguras. Una vez en sus equipos, muestran estridentes avisos de brechas de seguridad, cuando lo cierto es que no están diseñados para detectarlas. Algunos incluso cuentan con mensajes de audio, lo que aumenta la alarma. No es extraño que los usuarios con menos conocimientos sientan pánico, y acaben llamando al número que promete solucionar el problema. 
Es una situación delicada para los reguladores, ya que no es fácil proteger a los consumidores de empresas que no incumplen la ley
La Comisión Federal de Comercio de Estados Unidos ha empezado a tomar cartas en el asunto. En noviembre abrió procedimientos contra dos empresas, a las que obligó a cerrar temporalmente, alegando que habían estafado a miles de clientes por valor de 120 millones de dólares utilizando técnicas agresivas y engañosas para venderles software de seguridad y servicios de soporte.
El caso sigue adelante, pero se trata de una situación delicada para los reguladores, ya que no es fácil proteger a los consumidores de empresas que no incumplen la ley, aunque vendan productos que no son precisamente los mejores del mercado.
Cobrar 300 dólares por un 'software' que vale 30
En el caso deEZ Tech Support, el producto que vende, Defender Pro, es realmente un programa antivirus, que utiliza un código licenciado por una compañía reputada llamada Cyren. Según un analista independiente. Andreas Marx, la versión del programa descargable desde su web fue efectiva detectando malware, pero tenía también bastantes fallos. "Tras una actualización, por ejemplo, se caía constantemente". 
El mismo analista considera que 300 dólares es un precio desorbitado por el programa, teniendo en cuenta que hay otros antivirus básicos similares gratuitos de empresas como Avida o Avast. Un programa con las características de Defender Pro no debería pasar de 30 dólares. Es decir, que un usuario tendría que utilizar el mismo equipo durante 10 años para compensar el precio fijado por EZ Tech Support. 
Zifka dejó la empresa enseguida, pero antes pudo averiguar algo más sobre cómo los comerciales cerraban el trato. Con permiso del usuario, instalaban una herramienta de control remoto en su ordenador, y después otra para detectar problemas en el sistema. A partir de ahí, daban la alerta por cualquier cosa que el programa detectase, aunque no fuese un riesgo para la seguridaddel equipo. "Utilizábamos cualquier cosa como oportunidad para vender", asegura. 

0 comentaris:

Publicar un comentario en la entrada

Twitter Facebook Favorites

 
Design by NewWpThemes | Blogger Theme by Lasantha - Premium Blogger Themes | New Blogger Themes