26 de octubre de 2016

La ‘darknet’, un terreno abonado para las estafas



La parte más oscura de la deep web se conoce como la darknet (aunque ambos conceptos se presentan a menudo como sinónimos). En la darknet es donde se hallan los supermercados de drogas y armas, así como casi cualquier otro espacio de actividades ilegales que se pueda imaginar. Es un tipo de páginas de acceso muy restringido cuyo contenido está cifrado siempre, y que cambian a menudo de ubicación. Para acceder a ellas, además de ser intrépido (o incauto), sería necesario tener conocimientos informaticos superiores al usuario medio de internet. Por ejemplo, para crear una cartera de bitcoins, que es la moneda de curso legal para realizar transacciones en la deep web.
Adicionalmente, conviene tener contactos que abran puertas. Igual que pasa en el mundo real con las partidas ilegales que se realizan en casinos clandestinos, a los sitios de contrabando y las casas de apuestas virtuales de la deep web sólo se llega si se es invitado. De lo contrario, la experiencia puede ser, en el mejor de los casos, frustrante.

En la internet profunda proliferan las estafas (en el argot, scam). La mayoría de los servicios que se ofrecen en los darknet markets, lo que incluye desde el lavado de dinero negro a sicarios a sueldo, son fraudes destinados a quedarse con los bit­coins de los insensatos. Las transacciones de productos también tienen sus riesgos. Además de los timos, muy frecuentes, cabe considerar la vigilancia de las autoridades, que tienen agentes infiltrados en estos verdaderos guetos de contrabando.Lo usual será que la cosa acabe mal, lo que significa perder los bitcoins expuestos o incluso el control sobre nuestra información personal o la de nuestros dispositivos. Están a la orden del día los ataques man-in-the-middle (en los que un intermediario se atribuye la capacidad de interceptar las comunicaciones que se realizan desde el dispositivos de conexión a internet) o el ransomware (consistente en bloquear el acceso a partes del ordenador del usuario, como el disco duro, y pedir un rescate para liberar la información secuestrada).

El documental Deep Web (Alex Winter, 2015) narra la investigación policial y clausura de Silk Road, el mayor mercado negro de la historia de la deep web, y el proceso judicial contra su fundador, el treintañero Ross Ulbricht, condenado en el 2015 a cadena perpetua por un tribunal de Estados ­Unidos.
El filme, que se puede ver en YouTube, es un buen testimonio sobre el funcionamiento de la darknet, los bitcoins y el debate político que se cierne en torno a la deep web: para unos, un refugio libertario que escapa al control de los estados y los bancos; para otros, una peligrosa guarida de delincuentes y pervertidos.

0 comentaris:

Publicar un comentario en la entrada

Twitter Facebook Favorites

 
Design by NewWpThemes | Blogger Theme by Lasantha - Premium Blogger Themes | New Blogger Themes