19 de marzo de 2016

Evita que te cuelen un billete falso



Organismos como el Banco Central Europeo trabajan de forma incansable en la mejora de los billetes y las monedas de euros. Se estima que existen en circulación más de 15.000 millones de billetes de euros a lo largo de todos los territorios de la Zona Euro. Estos billetes representan un valor agregado de 900.000 millones de euros y son utilizados diariamente por más de 338 millones de usuarios. Con datos te tal envergadura, es inevitable que aparezcan billetes falsos en circulación, no en vano, solo en el primer semestre de 2015 se retiraron 454.000 falsificaciones de la circulación. Se trata de una cifra bastante baja en relación al número total de billetes en circulación (un 0,003% aproximadamente), pero se debe seguir trabajando para mantener este número en niveles lo más bajos posibles, ya que la falsificación conlleva una serie de daños extremadamente graves para el sistema económico:
  • El aumento de moneda en circulación conduce a la inflación, con lo que el dinero sufre una depreciación en su valor real.
  • Genera desconfianza en los pagos en papel moneda.
  • Las empresas y usuarios víctimas de pagos con billetes falsos experimentan una pérdida de riqueza, ya que el valor de los billetes falsos no les es reembolsado.

Tan desastrosa puede ser la inyección de moneda falsa para una economía que esta medida fue utilizada por los nazis como arma durante la Segunda Guerra Mundial. La llamada Operación Bernhard, ideada por Reinhard Heydrich y ejecutada por el mayor de las SS del que tomó el nombre, Bernhard Krüger, supuso de la creación de todo un equipo dedicado a la falsificación de libras esterlinas. Este grupo, que operaban en el cuartel de las SS en Berlín en la Oficina 6-F-4, tenía un doble objetivo: por un lado, los nazis obtendrían financiación para operaciones de espionaje de la Gestapo y de las SS en el extranjero; y por otro, dañarían directamente a la economía británica a través de la inflación de su moneda. Estos hechos quedaron perfectamente reflejados en la película Los falsificadores (2007, Stefan Ruzowitzky), ganadora del Óscar a la mejor película de habla no inglesa en 2008.
Hoy en día sería muy complicado que llegase a montarse una operación de falsificación de tal magnitud, pero todavía podemos ser víctimas de alguna falsificación. Por ello, para protegernos contra el fraude, lo mejor es conocer el método recomendado por el Banco Central Europeo para la detección de billetes de euros falsos. Se trata de un sencillo método en tres pasos por el que podemos comprobar las numerosas medidas de seguridad de los billetes de euros: tocar, mirar y girar.

1. Tocar

Los billetes de euro son fácilmente reconocibles por su tacto firme y áspero que le aportan las fibras de algodón con que son fabricados. Además, algunas de las impresiones de los billetes están hechas con una tinta especial con relieve.
Las zonas donde es más fácil reconocer este relieve son en la cifra más grande de los billetes, en las letras y en la imagen o motivo principal de cada billete.
Por otra parte, los nuevos billetes de la serie Europa (en 2013 se introdujo el de 5 euros, en 2014 el de 10 euros y en 2015 el de 20 euros) incorporan una serie de líneas en relieve a los lados izquierdo y derecho para ser reconocidos más fácilmente por personas con problemas visuales. Estas líneas funcionan también como una de las nuevas medidas de seguridad que incorporan los billetes de la serie Europa.

billete azul veinte euros

2. Mirar

La vista suele ser el sentido más efectivo a la hora de reconocer un billete falso. Si miramos un billete de euro auténtico al trasluz, deberíamos ser capaces de identificar ciertos elementos que no se aprecian en una observación simple. Estos son la marca de agua, que revela un dibujo de una ventana; el hilo de seguridad, que está inserto en el billete a lo largo de su verticalidad y que debe incorporar el micro-texto EURO (o el símbolo € en los billetes nuevos de euro); y elmotivo de coincidencia, unas marcas impresas en la esquina superior izquierda del billete y en la misma posición del reverso, que solo vistas al trasluz forman la cifra de valor del billete como si de un puzle se tratase.
En los nuevos billetes de la serie Europa, debemos poder reconocer también un retrato de este personaje de la mitología griega.

3. Girar

Los billetes de euros incorporan una serie de elementos cuya apariencia varía en función del ángulo de incidencia de la luz en el billete y del ángulo de nuestra visión con respecto del mismo. Estos elementos son:
    • En billetes de 5, 10 y 20 euros, una banda holográfica en uno de los bordes verticales del billete. Al girar observaremos la cifra del valor del billete o el símbolo €.

billete cinco euros monedas
    • Por su parte, los billetes de 50, 100, 200 y 500 euros incorporan un parche holográfico. El motivo de este parche variará desde la representación de una puerta o de una ventana, a la cifra del valor del billete.
    • Los billetes de 5, 10 y 20 euros cuentan además con una banda iridiscente en la que puede leerse el símbolo € así como el valor que corresponda al billete.
    • Los billetes de 50, 100, 200 y 500 euros tienen, en lugar de la banda iridiscente, una tinta especial para la impresión de la cifra del valor del billete en la esquina inferior derecha de su reverso. Esta tinta hace que el color de la cifra varíe de marrón a morado al girar el billete.

Ya hemos visto todas las medidas de seguridad con las que se diseñan los billetes de euros y que los hacen unos de los más seguros del mundo. Si seguimos estos tres sencillos pasos será muy difícil que nos puedan colar algún billete de euro falso. Y como regla de oro contra el fraude, si dudamos de la autenticidad de un billete de euro, nunca debemos aceptarlo.

0 comentaris:

Publicar un comentario en la entrada

Twitter Facebook Favorites

 
Design by NewWpThemes | Blogger Theme by Lasantha - Premium Blogger Themes | New Blogger Themes