18 de octubre de 2015

Omarcux le estafó en un préstamo de 15.000 euros

Tiene 68 años y este miércoles ha afrontado el sexto intento de desahucio porque no ha terminado de pagar un préstamo que pidió para comprarse un audífono y pagar deudas en 2004. Francisco García se ha enfrentado este miércoles al sexto intento de desahuciojunto a su hija, Loli, su marido, y casi 100 vecinos que les han acompañado. Este jubilado de Javalí Nuevo (pedanía de Murcia con 3.283 habitantes) pidió 15.000 euros a una empresa especializada en préstamos rápidos para comprar el aparato y pagar unas deudas. Cinco años después comenzó un calvario en el que la empresa que le adelantó el dinero le ha reclamado su vivienda y la de su hija, una y otra vez, para compensar los gastos del impago. Finalmente, el intento de hoy, se ha aplazado.
Francisco García, de 68 años, pidió 15.000 euros a un prestamista para comprarse un audífono y pagar unas deudas. Ahora le reclaman su casa. 
Loli García y Antonio Ortega viven en una casa conjunta a la de Francisco con tres hijos de 23, 19 y 11 años. "Les intentamos mantener al margen, para que no vivan esto", asegura Ortega. "Los dos mayores están muy nerviosos", apunta este extrabajador de la empresa cárnica El Pozo. Ahora solo sobreviven con los 900 euros que él cobra del paro, que se le acabará el próximo mes. Después, le quedará el subsidio de 426 euros.
El contrato que Francisco García firmó en 2004 tenía una cláusula en la que si se producía el impago de una cuota, le solicitarían los avales: las escrituras de su casa. En 2009, tras retrasarse en el pago "unos días", según asegura su yerno, García se acercó personalmente a la oficina de los prestamistas para hacer el pago en metálico. Juan Inglés Rojo, uno de los socios de Omarcux, la empresa de prestamistas, no lo aceptó. El prestamista le exigía 100.000 euros por ese retraso.
Ante el primer impago, el prestamista le sugirió que pidiera otro crédito con la nómina de su yerno, Antonio Ortega para pagar la deuda. En principio, García estaba dispuesto a ello, pero el prestamista no le cogió el teléfono a partir de entonces o aseguraba estar ocupado. El tiempo pasó y la empresa cambió de nombre. Actualmente les reclaman en torno a 200.000 euros. Al no poder pagarlos y tener las escrituras de sus viviendas como aval, ya han intentado sacarles de su casa, a padre e hija, seis veces. García interpuso en mayo de 2014 una denuncia contra Omarcux por estafa en el juzgado de instrucción número 5 de Murcia. La demanda fue aceptada a trámite dos meses después.
Juan Inglés Rojo, socio de Omarcux, y Miguel Latorre, propietario de la empresa, ya fueron acusados en 2013 de delitos de escrituras falsas, estafa y apropiación por un grupo de inversores. Inglés estuvo en prisión provisional y Latorre esquivo esta medida tras pagar una fianza, según recogieron entonces La opinión de Murcia y otros medios locales.
El desahucio, programado para las nueve y media de la mañana de este miércoles, finalmente, ha sido paralizado. Medio centenar de vecinos, con el apoyo de la Plataforma de Afectados por la Hipoteca, han pasado la noche con la familia. "El siguiente paso es que la demanda tenga prioridad y se paralice todo hasta que se resuelva de manera definitiva el juicio", asegura Sandra Martínez, portavoz de la plataforma.

1 comentaris:

Anónimo dijo...

siempre hay que leer lo que se firma y no firmar cosas como estes con un cualquiera

Publicar un comentario

Twitter Facebook Favorites

 
Design by NewWpThemes | Blogger Theme by Lasantha - Premium Blogger Themes | New Blogger Themes